Archivo de la etiqueta: edad

Lactancia, Cuerpo, Sexo y Patriarcado (y más sexo, gracias).

Estándar

Cuatro  temas ya suficientemente complejos como para además, combinarlos. Pero hoy me siento ambiciosa.

Empecemos pues, por lo más sencillo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que la lactancia materna se extienda hasta los dos años de edad. Sí, hasta los dos años, cuando el niño-a ya anda, corre y come. Nada de leche deslactosada ni leche de vaca… Y es que al fin y al cabo, somos mamíferos. Los beneficios de la lactancia materna son muchos y muy conocidos, la leche cambia de composición para adaptarse a las necesidades de nuestro hijo-a y siempre es el mejor alimento. Como la OMS en un principio ni gana ni pierde con esta afirmación, la tomaremos por válida.

leches

“Pues yo he tomado siempre leche de vaca y…”. Mick Jagger ahí está, más fresco que una rosa y…

 

O mi familia es muy rara o durante nuestra infancia (incluso más allá) se nos insistía en que tomásemos mucha leche (de vaca). Es decir, de vaca sí y de humano, no. ¿Pero no somos mamíferos? Para mí, si lo pienso lo asqueroso es tomar leche de vaca sin ser ternero. ¿Cómo va a ser mejor que un niño tome leche diseñada para terneros que para niños? Y luego una pasada por el supermercado y hay leche específica para perros y gatos “porque la de vaca no les sienta bien” ¿Estamos locos?

Sin embargo, la idea de amamantar a un niño (que ya no es bebé) produce repulsión en un gran número de personas. Mi suegra no dió pecho porque

¿Editor o imbécil?

¿Editor o imbécil?

(literalmente) le hacía sentir como una vaca. Consuelo Hayden (De Madre a Comadre)  relataba cómo su médico le insinuaba que tenía un transtorno compulsivo obsesivo. La revista HIPMAMA es censurada en EE.UU. por mostrar en portada a una mujer alimentando a su hijo (entendemos que por impúdica) y la mayoría de las personas, ante la idea de que un niño succione el pezón de su madre pone cara de haber pisado una caca apestosa. Incluso, y de aquí este post, a mí me ha producido una sensación muy extraña, entre “inapropiado” e “incestuoso”.¿Pero por qué?¿Por qué si somos mamíferos?¿Por qué si es lo natural?¿Por qué, cuando sé que es lo mejor para ella y para mí? Y entonces, analizando mi propio discurso descubro palabras de gran connotación sexual en un contexto meramente materno-doméstico. ¿Es sexual que un niño tome leche de su madre?

Veréis, yo no creo que ese sea el problema, sino que son nuestros pechos los que van cargados de sexualidad. Veamos si no los escándalos que se producen cuando a una mujer se le sale un pecho. Carajo, Iggy Pop, Keith Richards, Slash, Anthony Kiedis -Red Hot Chilli Peppers-, y un largo etc., llevan media vida sin camiseta y nadie se escandaliza. Pero claro, son hombres: Pecado original, manzana, Sharia, SN TDS NS PTS, bla, bla, bla.

Pues como me está quedando bastante largo, sintetizaré el resto: Mis tetas son mías. Mías. Y su función es mi decisión y si en un año decido que por salud, o porque me gusta tener intimidad con mi hija son para darle comida a ella, me pasaré por el quinto forro las opiniones de los que creen que las bubis son sólo para jugar con ellas (que también). Que las mujeres no somos objetos sexuales, somos personas con capacidad de decisión (aunque esto le joda al patriarcado) y nuestro cuerpo no está al servicio de nadie.

 

Y chicas, si alguien os critica, por amamantar o por no hacerlo, os animo a no discutir, sino a ponerle esta cara

tongue

y contestarle: “Rebota, rebota y en tu culo explota”

(es toda la explicación pertinente)

Anuncios