Archivo de la etiqueta: adoptar en inglaterra

¡Por la raza!

Estándar

Hoy es el día d, Día de la Reunión informativa,  la primera de un larga lista para comenzar la adopción.  Para explicarlo de otro modo, es ese momento en la montaña rusa en el que llegas justo arriba del todo, pensando “de momento todo va bien”, te has hecho un poco a la idea, sabes lo que está por venir, pero paradójicamente no tienes ni idea de qué va a ocurrir a partir de este momento. Sabes que hay altibajos, que a veces va todo muy rápido, a veces muy lento, a veces subidón, a veces bajón.

Y mucho temblor de piernas.

Muchas dudas.

Cuando hablé con la trabajadora social, me preguntó por mi origen al oír mi acento. Al decirle que era española me preguntó si me importaría adoptar de otras etnias, porque hijos mulatos de española y británico seguramente no tendrían “es una mezcla muy inusual“. Me dieron ganas de decirle que en realidad lo que a mí me gustan son los pastores alemanes, al ser posible con pedigrí. Pero en lugar de ello sencillamente le dije que “en mi familia no nos regimos por esos parámetros, nadie va a tener ningún problema con un niño que pueda tener rasgos diferentes, de hecho se sobreentiende que si es adoptado/a, va a tener rasgos diferentes. En mi familia ha habido y hay gente de otras culturas a las que nadie ha rechazado por el mero hecho de venir de otro lugar o tener otras costumbres, no somos así en mi familia. De hecho, intento no juntarme con gente así”.

Y es que cada día que paso, más segura estoy de la suerte que he tenido con mi familia. Valores que yo doy por sentado que son evidentes en pleno siglo 21 en realidad no lo son para mucha gente. Actitudes ancladas en el pasado, injustificables, que hieren a quien es diferente y que por muchas escusas que se den, no son justificables en el mundo global en el que vivimos.

Así funciona la lógica de algunos

(Nótese que esta mujer tiene un odio que aunque servicios sociales no tiene, pero siguen rigiéndose por la misma lógica)

Y visualicé a la trabajadora social con un formulario delante, haciendo tics en las casillas.  Casillas que sobrejustifican el no-racismo de su naturaleza racista, porque aunque no sea políticamente correcto, lo cierto es que la gente así existe y según servicios sociales, también tienen derecho a adoptar.

En “La Vida de Brian”, Mony Python, grnades críticos de lo inglés, lo retratan muy bien cuando discuten sobre si los hombres también tienen derecho a dar a luz. Derechos tenemos todos, pero si no te pueden encontrar a un niño/a que sea aceptable porque puedas aportar “un fondo cultural, étnico y racial apropiado para su desarrollo integral como individuo” puedes coger tu derecho y hacerte un kebab con él. Por mucho que Cameron saliese hace unos días diciendo que “era inaceptable que se prioritizase la raza a la hora de encontrar adopciones a los niños, porque eso acababa en el ostracismo de las minorías étnicas” si leemos la letra pequeña, las medidas que acaban con esta práctica entrarán en vigor en 2015. Sí, Servicios Sociales coincide con el Ku Klux Klan: Hay que mantener la pureza de las razas manteniéndolas separadas (al no ser, claro, que las largas estancias de los menores de color le estén costando demasiado dinero al gobierno, caso en el cual, igual deberíamos cambiar algo). Apartheid en uno de los países teóricamente más desarrollados del siglo 21.

Esas son las cartas que se nos han dado, y son las cartas con las que jugaremos la partida. De momento, como nunca me he conformado con las cartas que se me dan (porque no me cae nada bien quien las da y no creo que siga mi agenda, sino la suya propia) he lanzado una búsqueda exhaustiva y aunque me ha costado una semana dejándome los ojos en el ordenador… por fin tengo los formularios de la trabajadora social en mi disco duro. El que busca, encuentra y si existe, está en internet. Siempre hay alguien que los publica siguiendo la estela de Mannering. A ella,

GRACIAS

…porque la información, es poder.

Uno esperará tres veces más para encontrar una familia, pasará tres veces más tiempo con otras personas y tendrá un 60% menos de posibilidades para encontrar padres. Otro tendrá que esperar el doble que el de la izquierda, tendrá un 40% menos de posibilidades para encontrar una familia. Pero tienen los mismos derechos.