Llámame Lola.

Estándar

La autora de este blog, defiende que la adopción es “una mentira, una institución que crea realidades familiares y personales falsas basadas en falacias legales”. Y mantienen que los hijos deberían mantener sus apellidos (al menos hasta que se case, ejem, ejem) y no llamar “mamá y papá” a quienes no lo son… biológicamente hablando.

http://thinking-mama.blogspot.com.es/2008/10/letter-from-adoptress.html

Personalmente, y admito que soy un rato freak, me resulta siempre divertido que se discuta sobre la semántica. Básicamente porque por lo que entiendo de filología, creo que la semántica no precede al uso, sino al revés, sino sería etimología pura. Es decir, el uso dicta la regla y por lo tanto dicta la semántica o el significado de las palabras. Por eso la azafatas ya no son cortesanas, porque surgió una situación nueva y adaptamos, reciclamos y creamos vocabulario constantemente. Quizás ya basta de hablar de madres adoptivas y madres biológicas como dos cosas diferentes. Como dijo el gran Spike Lee “No soy Afro-Americano, soy Americano sin prefijo”.

Por eso la discusión sobre qué es “una madre” me parece interesante. Igual que por un lado defendemos a las madres biológicas y las presentamos como una imagen positiva a los adoptados, también me gustaría oir algo de aquellos que no quieren ni oir hablar de sus padres biológicos. Conozco a un adoptado que llama “madre” a quien es estrictamente hablando su tía. Pero no es su tía: es su madre. Indiscutiblemente, porque él así lo siente y así lo define. Otro adoptado no tiene ningún interés en encontrar a su familia biológica porque entiende que como persona, tiene muy poco que ver con ella y a nivel vital, no le interesa saber de dónde salió (no como a Nerón).

Nuevas formas de familia (visibles) requerrirían nuevas acepciones de palabras (como “matrimonio”, o “familia”) que según la siempre tradicional RAE tienen otra acepción.

Además el punto de vista de estas personas opuestas a la adopción me parece que cae en la falacia, es todo muy teórico pero ¿qué cambios proponen en realidad? ¿cuál es la alternativa? ¿cuántos hijos no adoptados desearían haber crecido con otra familia, pero no tienen un sistema al que culpar? Todo esto se lo acabo de preguntar, ahora me toca esperar la respuesta.

Entiendo que la adopción se basa en una realidad muy cruel y dura, pero ¿es por ello culpable de algo? Shakespeare decía que los lirios, al marchitarse, huelen mucho peor que la maleza. Romper el lazo maternal es terrible, pero no es la adopción (en sí, como concepto) la que lo rompe.

Otra gran amiga ha llamado siempre a su madre por su nombre, ni “mamá” ni “mami” ni mama”. Y lo sigue haciendo, aun cuando se ha mudado con ella porque tras un infarto cerebral necesita cuidados 24h. Siguen llamándose por el nombre como lo han hecho toda la vida, porque citando otra vez a Shakespeare.

“Lo que llamamos rosa olería tan sabroso con cualquier otro apelativo; lo mismo que Romeo, si Romeo no se llamara, retendría la cara perfección que posee.”

Anuncios

»

  1. Muy interesante tu reflexión… yo siempre he llamado a mi padre por su nombre, y no por esto tengo menor vínculo con él… es simple costumbre. Yo también le estoy dando vueltas para escribir sobre el tema…

  2. Habemus Respuesta! Mi recién adquirida verborrea británica ha surtido efecto!

    Thank you for asking, Calzascortas. There are many alternatives to stranger adoption, including placing children with extended family members. Regarding “abuse, addictions or other similar circumstances,” these issues are only made worse by taking children away from their mom and dad. Breaking up a family will not solve any addiction issues and I really don’t like it when social wreckers break up such families. It’s one thing to take a child who is truly being abused (and the definition of “abuse” is very fluid) and place the child with a grandparent, aunt, uncle, or family friend until the parents get it together. However, if the parents never solve their problems, giving the child a “new family” will not solve any problems for the child.

    A family can never be replaced. Saying something honest to the child, such as “Your parents do not have the skills to raise you right now. Even though I am not your parent, I am going to help out your family by helping you” works much better for the child than telling him or her that there are “new parents” around the corner. The terrible thing about adoption is the lies that it generates. True family can never be replaced; pretending that it can helps no one.

    • Interesante respuesta. El problema radica, claro, en la definición de “true family”. Yo me considero familia de verdad de mis hijos. Y también considero de verdad su familia biológica. Biológicamente, obviamente, no puedo reemplazarles. Pero la familia no es solo biología… y el papel social sí puedo asumirlo, sin duda. Y lo hago.

      • A mi se me acaban los argumentos. Completamente de acuerdo contigo, me parece que esta/s persona/s viven un poco en una realidad paralela. Básicamente veo mucha opinión y pocos datos, no creo que su opción sea factible. Qué hacemos con los hijos de los senegaleses (si se da el caso), mandarlos con su familia a Senegal? Aunque se enfrenten a una ablación y/o unas circunstancias que vulneran sus derechos humanos? Y si la familia no es una opción? Y siento decir que no creo que la palabra “abuso” sea demasiado indefinida, de hecho viene bien definida. Negligencia quizás pueda ser más ambigua, o incluso circunstancial, pero “abuso” es abuso y tiene unas descripciones juridico-legales e incluso médicas indiscutibles. Y sintiéndolo mucho, hay familias que no solo se pueden reemplazar, sino que se deben reemplazar, o de otro modo el menor “normaliza” situaciones y comportamientos que lo hacen no-funcional en nuestra sociedad y que ponen en serio riesgo su salud física y mental. Ahora bien, sí que estoy de acuerdo con que primero se deberían mirar las adopciones intrafamiliares, pero que yo sepa, eso ya se hace.

  3. Pingback: El nombre de las cosas « una madre de Marte

Deja tu huella... que sepa que me has visitado

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s