No sos vos, soy yo.

Estándar

El Kent County Council, uno de los condados ingleses,  tuvo unos 1400 niños en adopción en 2011. De ellos, encontró hogar para (preparados? -redoble de tambor-) 74. Y no, no se me ha ido ningún cero, se dejaron a unos 1376 niños sin familia adoptiva en el tiempo récord de un año.

Barnardos es una ONG que también tramita adopciones. Ellos sólo aceptan niños con menos posibilidades de ser adoptados. En su web definen los citerios:  que tengan serias dificultades en el aprendijaze, un grado alto de discapacidad, grupos de hermanos que no se puedan separar (sí, es muy habitual que se separen) o niños pertenecientes a minorías étnicas. Curiosamente el número de niños asiáticos bajo la tutela del KCC es muy bajo, casi insignificativo. Así pues, hablamos de niños negros.

Resulta ser que el KCC tiene como política dar a niños en adopción a familias de su misma “etnia”. Teniendo en cuenta que el número de adoptantes blancos es mucho más alto que el de adoptantes de color, es lógico ver porqué los niños de color son etiquetados como “inadoptables”. Según ellos, el motivo es que necesitan asegurarse de que la familia adoptiva puede proporcionar todo lo que el niño necesita. Además, el matching se hace buscando una familia para el niño, pero no al revés, con lo que la escasa presencia de familias de color (potencialmente debida a una situación de menos afluencia) garantiza que las posibilidades de que un niño de color (sin necesidad de tener necesidades específicas) sea adoptado, sean escasas.

Algo me dice que donden dicen “etnia” quieren decir “raza”. Son conceptos diferentes: Raza es un concepto biológico, y el problema es que se basa sobre una serie de rasgos definitorios, pero ninguno de estos rasgos son necesarios (es decir, se puede ser negro y tener los labios finos, para que nos entendamos) y sus límites no están claramente establecidos, con lo que son, en realidad, partes de un contínuo. Asignar familias por raza sería pues una idea basada en aspectos de similitud biológica y como todos sabemos no sería un criterio aceptado socialmente, pues tendríamos que proceder a prioritizar adopcionesde niños rubios a padres rubios, de ojos claros para ojos claros, feos a feos, golditos a gorditos y así sigue y suma. Así que se sacan el término “etnia” del bolsillo para hablar de necesidades holísticas del individuo relativas a su satisfactoria identificación con el grupo étnico e identidad individual. Agarrémonos que viene curva.

La identificación del individuo, es decir cómo él o ella se percibe, no necesariamente tiene que coincidir con cómo lo perciben los demás, esto es de sentido común: no siempre somos lo que parecemos. Dado que toda identidad es un proceso de aprendizaje que se estabiliza con el tiempo y que es percibido en los pensamientos, palabras y actos (Zuckerman, 1990), una se tiene que preguntar ¿las personas de color tienen la misma identidad? ¿y las blancas?

Respecto a las adopciones transraciales, Tizzard and Phoenix en su estudio en EE.UU. de 1989 establecieron que un para un 89% de los adoptantes transraciales era una prioridad que su hijo/a estuviera satisfecho con su color y que la mayoría de estas familias activamente buscaban actividades educativas que facilitasen esta meta. Sin embargo, los adoptantes dentro de su mismo color no consideraban que esto fuese prioritario. Además el 100% de los adoptados transtraciales  estudiado supo antes de los 4 años que era adoptado/a, y decía no tener problemas para hablar de ello con su familia. Este no fue el caso de los adoptados en familias de su mismo color, entre ellos un 30% no sabían que eran adoptados y de los restantes, un 60% admitía que no sería cómodo hablar de ello con sus padres.

Un niño en custodia estatal tiene 13 veces más posibilidades que una “normal” de estar siendo medicado con varios antidepresivos que frecuentemente conducen a depresiones y en ocasiones, al suicidio. Cuantos más años en custodia, más alto el número de medicamentos, llegando a tomar antidepresivos en combinaciones de hasta 13 píldoras diferentes.

Pero aquí nadie es racista y esto no es culpa de nadie.

(porque no “ellos” existen, somos “nosotros” y es todo un continuo)

Anuncios

Deja tu huella... que sepa que me has visitado

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s